;

Seguidores de la Revista

lunes, 19 de enero de 2009

Iñaki Etxebarria, Basauri, Bizkaia, España

..
"Guardiana de los sueños rotos"
..
Nací
al abrigo
del firmamento.
..
Crecí
al amor
de lo que duele,
lo que huele,
lo que entiende.
..
Me lo contaron,
chistando,
los abuelos.
..
Volé en la magia
de las piedras viejas.
..
Creí
en el lenguaje
de las flores
y en tu risa
en colores.
..
Al calor
de los girasoles
me hice dueña
de lo que siento.
..
Conquisté el cielo
y el infierno
para dártelo a bueno.
..
Guardé la vida
y la devuelvo.
..
Gané la vida
y la prodigo.
..
Soy tu suerte
y casi siempre
mi vida se tuerce.
..
Y sin embargo
cada mañana
recojo una sonrisa
en cada esquina
y con ternura
la cubro en su cuna.
..
¡Carajo!
..
Soy guarida de los sueños rotos,e
speranza del solo,
celada para el fiador
de tus ratos tontos.
..
Retengo la vida
y la entretengo.
..
Rebusco la suerte
y te secundo.
..
Toreo la muerte
y a su confidente.
..
Por mi prole, resisto,
y soy pueblo y humanidad,
y qué poquito valor me dan.
..
¡Carajo!
..
Aunque tampoco lo pretendo.
..
Atizo tu estima
pero no me quiero,
hasta que me encuentro.
..
Traigo hombres al mundo
que me mandan al trastero.
..
Mi sufrimiento
ayuda a mi opresión,
no a mi redención.
..
¡Carajo!
..
Y seré con el"pecado"
de los que callan y otorgan.
..
Y cuidaré de hombres
y de mujeres,
nuevamente.
..
Y seguramente
volveré a agradecer
vuestro descuido
con un mundo mejor.
..
(Dedicado a la mujer que nos cuida)

2 comentarios:

  1. Hola!

    Gracias por agregarme!

    Me encanté con los blogs que tienes aqui... este, es muy interesante, pq hay gente de todas las partes y eso es maravilloso!

    Un caldero de poesias y sensibilidad!

    Felicitaciones por crear un espacio tan bello e importante!

    Un gusto estar aquí y poder leer a todos estos poetas.

    Gran abrazo a ti.
    Patrícia Lara

    ResponderEliminar
  2. Gracias estimada Patricia, el objetivo principal de Comunidad Poética, La Revista es difundir la poesía que se escribe -en lo posible- en todos los rinconcitos del mundo. Un abrazo, Rocío

    ResponderEliminar