;

Seguidores de la Revista

lunes, 4 de mayo de 2009

Rossana Arellano, Santiago, Chile

.
EL FA DE LAS ESTRELLAS EN SAN PEDRO DE ATACAMA
.
Para Rocío L’Amar
.
Existen las solitarias en el oscuro, ellas dan una nota en fa
al alma en plateado
siguieron la senda del desierto y se quedaron dormidas
bajo el sol abrasador
no quisieron saber de los deslindes ni de guerras
ellas fueron las primeras exploradoras
se encaramaron desde el salitre y vivieron a merced de la tierra
cuando esta no era habitada, hasta que llegaron las aduanas
vivian en el mercado, el paseo peatonal, en los cerros,
Recorrían las oficinas salitreras
y luego de los hombres se cobijaron en el Salar de Atacama
Tatio, la Cordillera de la Sal, en Quitor, Tulor, Toconao, Laguna Chaxa,
para luego arrodillarse en la Iglesia de San Pedro y retornar en gloria
y majestad a regalarnos su nota mágica en Fa, en el Valle de la Luna.

4 comentarios:

  1. Gracias Rocío ;
    Se te extraña
    Un beso
    Rossana

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, mi hada madrina, por este poema, y sobre todo por tu amistad tan desinteresada... la verdad es que estoy cansada, leiste el post "cigarra" en la comunidad... uufff, insisto, estoy agotada... te quiero Ross., pero no tengo energías para seguir...

    ResponderEliminar
  3. Ven a Santiago...
    ¿Cuantas veces crees que me TRANSFORMO?
    eS COMO UNA CUESTIÓN DE kARMA, JA,JA
    sI NO ME DIERA PUDOR , te llamaría ya mismo.
    Besos compadra
    Arriba el ánimo
    A mí se me murió una amiga, a la que jamás le pedí nada, ni siquiera me atreví a decirle que sí...si...si...me enviara sus libros , AHORA ...Me hago un lulo
    Besos Rocío
    No todos somos iguales
    Hay que bucear más que un poco, ja,ja
    Ven a Santiago..Insisto
    Así despiojamos pollos y vestimos chunchos..
    Tú me eres necesaria
    Rossana

    ResponderEliminar
  4. brujita, tengo la escoba en reparaciones, no puedo volar... quizás cuando el tiempo cambie y aparezca el sol... gracias por tu energía, que me llega, y cómo me llega... besos de luz, Rocío

    ResponderEliminar