;

Seguidores de la Revista

martes, 30 de marzo de 2010

Rossana Arellano, Santiago, Chile


.
.
.

.
EL FA DE LAS ESTRELLAS EN SAN PEDRO DE ATACAMA
.
Para Rocío L’Amar

Existen las solitarias en el oscuro, ellas dan una nota en fa
al alma en plateado
siguieron la senda del desierto y se quedaron dormidas
bajo el sol abrasador
no quisieron saber de los deslindes ni de guerras
ellas fueron las primeras exploradoras
se encaramaron desde el salitre y vivieron a merced de la tierra
cuando ésta no era habitada, hasta que llegaron las aduanas
vivían en el mercado, el paseo peatonal, en los cerros,
recorrían las oficinas salitreras
y luego de los hombres se cobijaron en el Salar de Atacama
Tatio, la Cordillera de la Sal, en Quitor, Tulor, Toconao, Laguna Chaxa,
para luego arrodillarse en la Iglesia de San Pedro y retornar en gloria
y majestad a regalarnos su nota mágica en Fa, en el Valle de la Luna.

2 comentarios:

  1. "No quisieron saber nada de los deslindes, ni de guerras", es la frase que más me ha gustado.

    Qué bella historia de la Cordillera de la Sal.

    Un abrazo.Montserrat

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ro
    Un besoteeeeeeeeeee

    Gracias Montserat
    Un abrazo

    ResponderEliminar