;

Seguidores de la Revista

martes, 27 de agosto de 2013

Julie Sopetrán, Guadalajara, España












EPITAFIO PARA UN ANTIPOEMA

He muerto de abandono total. Nadie quiso leerme.
Y cuando me leían sólo me dedicaban peros, feos, cribas, zarandeos y mortificaciones.
Es muy tarde para enmiendas y remiendos.
Crecí entre palabras pero me daba corte crecer.
Nunca me han gustado los retoques o las justificaciones
por eso me he quedado entre medias tintas y sin zapatos.
Os confieso que aspiré a ser un buen poema
pero por más que me sacrificaba contando las sílabas...
Siempre se me quedaban cortas o largas, no tenía medida
y decidí desmelenarme.
Nunca me importaron las normas ni las reformas.
Me enamoré de los ripios
así que me azotaron los críticos.
Y decidí ser yo mismo sin alteraciones
Fui de rima en rima, de corrosión en corrosión, de costumbre en costumbre
y se apoderó de mi el vicio.
Terminé hablando en romance descuidado
y me convertí en un poema supersticioso.
Me dio por escribir a oscuras y bajo palio
por eso no me ha leído nadie
quise llegar a la cumbre desde la picota
quise ser sabio y me quedé en zoquete muy al borde del vértigo.
He muerto de soledad
porque las manos de mi poeta me abandonaron.
Y ni siquiera hizo el amor conmigo.
Recuerdo que me escribió con la mano izquierda
así que me quedé para vestir santos
pues ni siquiera una "décima" se enamoró de mi.
Nunca descansaré en paz.
Y a pesar de mi muerte, desde el más allá aspiro todavía a ser un buen soneto.
Me quedé en antipoema con muletas,
porque tuve una terrible caída subiendo escaleras hacia la fama.
El golpe fue tan fuerte
que al oírlo, Los Beatles, crearon "Yesterday"
Os diré que gracias a mí,
la lógica es venerada por todas las musas del Olimpo.
Y claro como nunca tuve mucho que decir
me dejaron muerto entre musarañas libres y contrahechas.
Aquí descansan mis palabras
hasta la próxima reencarnación.
Este antipoema que aún soy
ha dejado escrito en su testamento a los poetas compasivos:
que la vida sigue
y aunque escribir sea hacer el amor con la nada
y además de eso, quedarte arruinado y sin palabras, que es lo peor que le puede pasar a un poema,
además de no tener lectores...
Pues eso, que después de muerto,
busco poeta, lo espero, que se acerque a mis tinieblas,
y que me saque de la tumba lo antes posible.
Tal vez, todavía tenga arreglo.

6 comentarios:

  1. Muchas gracias Rocío, por traerme a Comunidad Poética, La Revista. Es un honor para mi estar entre vosotros. Agradezco de veras la deferencia. Muy agradecida, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah, Julie, tus letras hablan por ti, ... dicen que uno/a es por lo que escribe. abrazos, Ro

      Eliminar
  2. Una maravillosa mujer, con gran sentido del humor, sensible, y sobretodo gran poeta. Siempre le digo: "maestra", porque lo es, porque se siente cuando leo sus poemas, tan logrados, íntegros y francos.
    Un abrazo inmenso para ti querida Rocío, y otro para Julie, que lo tiene ganado, por su larga travesía en las letras y, por esa grandeza que tiene de espíritu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi señora Taty, cuánto te quiero, gracias por SER y ESTAR cerquita mío.

      Eliminar
  3. Desde ahora soy tu fiel seguidor, saludos y muchas felicidades por tu blog, está increíble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, por tan elogioso comentario, abrazos chilensis, Ro

      Eliminar